Quince jóvenes de ​entre 16 al 19​  años de edad de la escuela secundaria Harpeth Hall de Tenesee Estados Unidos , a través del programa  Where there be Dragon, vivieron cuatro días intensos en la selva tropical de Darién, conociendo la cultura indígena wounan-emberá. Ellas formaron parte del primer grupo del programa de turismo voluntario que ANCON lanzó en el mes de enero de este año. Una de ellas nos cuenta su experiencia.

El programa de turismo voluntario de ANCON, cuya base es la Reserva Natural Privada de Punta Patiño, tiene como objetivo dar la oportunidad a que los participantes realicen trabajo voluntario vinculado a la conservación de nuestros recursos naturales y a convivir con las comunidades locales, para conocer su estilo de vida, sus costumbres y su relación con la naturaleza.

​Entre las actividades que desarrolla el turista voluntario, se encuentran el pasar un día en la planta de procesamiento de aceite de coco Artesan, conociendo de primera mano cómo se produce aceite de coco virgen 100% natural, conocen el trabajo de patrullaje y monitoreo que realizan los guardabosques de la reserva y pasan una o más noches en la comunidad emberá de Cémaco.

​​Los guardabosques de la reserva y los guías de ANCON hicieron que las jóvenes de Harpeth Hall tengan una experiencia inolvidable al sumergirse en culturas ajenas a las de ellas, brindándoles el lado más humano y auténtico del lugar de mayor importancia de conservación de Panamá.

¿Por qué hacer turismo voluntario en Darién?

La Reserva Natural de Punta Patiño, en la región del Darién, es una de las zonas más pobres de Panamá.  La Reserva es un espacio prioritario de conservación por sus características culturales y ecológicas, pues se encuentra al este del Parque Nacional Darién (PND), declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en el año 1981.  La reserva de ANCON, junto al Corredor Biológico de la Serranía de Bagre (CBSB) y la Reserva Forestal de Chepigana (RFCh), forman un corredor de conservación, que representa, hasta ahora y pese a las constantes amenazas, un espacio en buen estado de conservación y el mayor foco de biodiversidad de nuestro país.

Si quieres vivir tu propia aventura, escríbenos a yolani.holmes@ancon.org.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.Email address is required.