En los últimos años se ha hablado mucho en Panamá del potencial de la reforestación como como herramienta para la compensación de emisiones empresariales como medida de lucha contra el calentamiento global desde el sector privado comercial. Sin embargo, la cantidad de CO2 que nuestros árboles son capaces de capturar depende de muchos factores como la especie vegetal, el tipo de suelo o las condiciones climáticas y meteorológicas.

Clave es asegurar el mantenimiento del área reforestada

Es importante tener en cuenta que los plantones que se siembran tienen pocos meses y un grado alto de fragilidad. Por ello, es fundamental garantizar el sano crecimiento del árbol, con un cercano mantenimiento, para que cada año se mejoren las probabilidades de supervivencia de los plantones y así un mayor impacto en la reducción de emisiones.

14241496_10154506049986692_7002544995858513288_oSi la plantación no recibe los cuidados adecuados, plagas, especies invasivas e incendios forestales pueden destruirla, impidiendo que se cumplan los objetivos e impactando las inversiones de las compañías y de ANCON para recuperar cobertura boscosa. Es por todo esto que las empresas deben apoyar la plantación de árboles nativos y su posterior cuidado por al menos 5 años.

En ANCON creemos que la política empresarial frente al cambio climático debe iniciarse en la reducción de emisiones de forma interna y, complementariamente, en una compensación de CO2 en proyectos de reforestación, manejados correctamente. Para ayudarle en estos objetivos, en la organización contamos con expertos que definen qué especies hemos de sembrar y en qué momento del año. Del mismo modo, nuestro equipo de especialistas forestales se encarga del cuidado permanente del área, maximizando la supervivencia de la plantación y realizando visitas periódicas con todas las empresas que quieran acompañarnos para que de esa manera puedan comunicar los resultados de sus contribuciones con transparencia.

 ANCON realiza sus proyectos de reforestación en el marco del programa Alianza por el Millón de Hectáreas, una alianza público privada que tiene como objetivo reforestar un millón de hectáreas, en un periodo de 20 años. El año pasado, un total de 12 empresas confiaron en ANCON para desarrollar sus proyectos de compensación de emisiones. En este momento, ya son 25 hectáreas que antes estaban cubiertas con paja canalera en el Parque Nacional Camino de Cruces, las que ahora están plantadas y en vías de convertirse en bosques saludables gracias a los aportes de empresas como la tuya.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Email address is required.